¿Cómo hablar a una persona con discapacidad?

Hola mis personas diversas ¿Cómo os están yendo la semana? Yo estoy casi soñando ¡jaja! Ya terminé los exámenes, aunque bueno, me falta uno, pero ¡bah! Vaya que no es lo mismo y estoy de verdad súper relajada y centrada en mí en estos momentos.

Os vengo a hablar de algo que considero híper importante, no sé si me leéis gente con discapacidad o gente sin discapacidad en cualquier caso, creo que lo que voy a comentar a continuación os va a sonar. Y me encantaría que este post lo compartierais con la mayor gente posible y se mueva para dar la mayor visibilidad a este tema ya que es importante que se lea.

Todavía ocurren ciertos problemas o errores a la hora de la comunicación con una persona con discapacidad. La sociedad de forma genérica se cree que la gente con discapacidad se nos debe de tratar de forma distinta y “especial” porque para ellos es así como somos. Bien ese el primer error, pero obviando esto, voy a nombrar tres casos muy típicos y muy comunes en las conversaciones entre una persona con discapacidad y otra sin discapacidad ¿Os las nombro?

  • Personas que hablan con un tono infantil: Este tipo de gente, antes de iniciar una conversación con nosotros en cuanto nos ven, actúan como si fuéramos niños pequeños o personas con un nivel intelectual bajo. Sus gestos, su mirada hacia nosotros, su tono es la misma que utilizan con un niño pequeño… ¡Se equivocan! Pero no hay problema ¿Para que estoy yo? Para decir y revindicar todo aquello que me parece injusto o mal. Deciros, que no todos tenemos ese nivel o coeficiente intelectual ni tampoco tenemos que tener por regla una discapacidad psíquica. Personas con discapacidad hay muchas pero ninguno es igual. Es un error asociar a una persona con discapacidad con un niño o tonto, porque queridos, ¡NO LO SOMOS! 
  • Dirigirse al acompañante de la persona con discapacidad: Esto por desgracia, es una acción muy habitual más bien en consultas o médicos que en la calle, pero no siempre ocurren en éstos. Estas personas que hacen este error tan absurdo se creen o (eso creo yo) que no vamos a entender o racionar a la conversación que se está produciendo. Por lo tanto se dirigen a nuestro acompañante o a nuestro familiar… ¡Gran error también! Me encantaría que pasase de vez en cuando al revés y dar de su propia medicina a algún que otro, pues esto nos hace sentir mal, despreciados, ignorados y poco válidos para la situación y no debería ser así. Las personas con discapacidad por lo general al no ser que presenten una patología psíquica o de cualquier otro ámbito mental tenemos la suficiente capacidad para enfrentar cualquier tipo de información, situación o problema, así que, esto es un acto inadecuado, también depende mucho de la edad, de la situación, de la conversación… Hay que ver todo.
  • Subir el tono de voz y excesiva pronunciación: Éste último error social, no lo he vivido yo personalmente pero si se lo he visto hacer a otros amigos o compañeros que a lo largo de mi vida he tenido, suele ocurrir con personas con discapacidad que le falta la capacidad de hablar o de oír, en estos casos ocurren lo mismo que en el primer error que os he mencionado, sin conocer primero a la persona y verla el estado en el que se encuentra visualmente ya intuyen o sienten que se la tiene que hablar de esta forma y nuevamente se produce el error. ¿Por qué? Es posible que la persona con discapacidad no pueda hablar, ni pueda hacer nada pero de cabeza esté bien, entienda, razone, en fin… como cualquier persona. La comunicación con esa persona puede ser de varias maneras, una mediante respuestas cortas unísonas (“Si-no”) y poniéndola opciones para que la persona mueva la parte de cuerpo menos afectada a la respuesta que considera, también puede ser que la persona lleve a una acompañante que ésta os dirá como puede responder o bien la persona con discapacidad puede llevar un dispositivo de voz que pueda hablar por ella. Hay mil maneras para conocer a las personas, solo falta interés.

Explicado los tres errores más comunes y los que yo he vivido con más frecuencia os voy a dar la forma de como poder hablarnos sin cometerlos.

Lo primero que debes hacer es: Hablar con un tono normal y educado, iniciar una conversación de lo más normal igual que como lo harías con cualquier persona, amigo, paciente sin discapacidad. 

Imagen con fondo blanco arriba en el centro una foto de tres chavales tomando algo, uno de ellos esta en silla de ruedas. Abajo un numero “dos” rodeado de un semicírculo rosa que a su vez, con letras en negrita un texto: “Sencillos pasos para una buena comunicación con las personas con discapacidad” todo el texto rodeado de dos rallas rosas.

En el caso de que la conversación transcurra y veas o notes que la persona con discapacidad es inmadura a su edad previamente dicha o ves incoherencia en su conversación contigo, adapta tu lenguaje al suyo para ir “de igual a igual” 

Un punto más que quiero tratar… Cuando hablo de coeficiente o nivel intelectual bajo, no estoy hablando de que la personas con discapacidad sea tonta ¡NO! ¡NINGUNO SOMOS TONTOS! hablo de que si no es capaz de seguir la conversación con coherencia o de forma correcta a la edad que tenga es porque la patología que tiene esa persona le ha producido un bajo nivel intelectual o inmadurez que no le permite razonar correctamente. 

Por último, esto es un consejo personal o una petición no sé cómo llamarlo. Todos somos lo mismo: PERSONAS y como tal, os pido que nos tratéis del mismo modo, no tengáis miedo o lo que sea que os impida el hablarnos normal, quitaros esa imagen absurda y estúpida de nosotros y empezad a vernos igual que os veis a vosotros mismos. ¡Gracias!

Si habéis llegado hasta aquí, ¡Gracias! Gracias por dedicar vuestro tiempo en leerme y como último favor os pido que lo compartáis que les digáis a vuestros conocidos y amigos que lo muevan, es importante que estos errores desaparezcan y toda la sociedad se conciencie del mundo de la discapacidad como lo que es realmente. 

¡Mil Gracias a todos! ¡Hasta el próximo día!

El paternalismo

¡Muy buenas personas diversas!😊💖 Se presenta un fin de semana de estos de mantita y peli o un buen libro. ¡Cómo me gustan estos planes! ¿A vosotros os gustan?🎞📖

Hoy os vengo a hablar sobre el paternalismo lo que significa y todo lo que conlleva para una persona con discapacidad… Disfrutadlo y contadme que os parece. 🧑‍🦼💪👇

El paternalismo está dentro del capacitismo que lo que hace es presentar una actitud condescendiente, sobreprotectora e infantilizante hacia las personas con discapacidad. Ejemplo de ello: La persona con discapacidad va a comprar el pan y quien sea le dice: ¿Has venido tu solitx? ¡Qué mayor/valiente eres!

¿Por qué surge el paternalismo? Los paternalistas reconocen que las personas con discapacidad lo tenemos el doble de difícil que una persona sin discapacidad, que… 🔺¡Ojo! no están nada equivocados🔺 Pero en vez de hacer algo y luchar de alguna manera con nosotros a quitarnos esas opresiones, deciden darte una palmadita en la espalda siendo así, condescendientes.  

Este paternalismo nos afecta considerablemente porque las personas con discapacidad tenemos autoestima una autoestima que déjame deciros que por lo general no suele ser muy alta, ya que la sociedad o la vida nos han puesto unos cánones muy marcados y en el momento que alguien sale de esos cánones o estereotipo (se le está echando) comparando a esa persona con esos cánones “correctos” hasta llegar a la discriminación. ¡A lo que voy!

Este paternalismo no nos ayuda nada ya que nos envía mensajes negativos como: “vaya lo que estás haciendo a pesar de tu condición”, est traducido es: “no esperaba nada de ti”.   Por lo tanto, si nuestra autoestima se ve dañada por otros factores externos no ligados a la discapacidad, no hablemos de cuando se juntan con las opresiones relacionadas con la discapacidad. (La kryptonita de Superman es una caricia).

Imagen en blanco y negro de un grupo de personas con y sin discapacidad juntos y una frase a su lado diciendo: Si me infanlizas y tratas con paternalismo, estas dañando mi salud mental”. y abajo de la imagen hay un hashtag: “SaludMentalParaTodos”.

Por lo que, término esta entrada diciendo que no necesitamos ni palmaditas en la espalda, ni felicitaciones extras, ni regalos, ni nada. Necesitamos derechos y facilidades para estar en igualdad de condiciones y poder tener la vida que nos dé la gana tener. 

Si alguna vez has tenido un comportamiento o actitud paternalista con alguna persona con discapacidad “chill”, no pasa nada. Es normal, cuando estamos envueltos en una cultura donde es normal actuar así y tener este tipo de costumbres, pero todos evolucionamos y es importante saber parar estas costumbres y darnos cuenta de nuestros errores, siempre he pensado que la actitud que tenemos nosotros puede ser el cambio de una sociedad y cultura entera, o sea que, ¡tú cambio y actitud cuenta!

Espero que os haya gustado y os haya servido como reflexión. Espero vuestro Feedback y ¡Buen finde diversxs!😘💝🌈

Enfermedad y discapacidad ¿Es lo mismo?

¡Hola personas diversas! ¿Cómo estáis hoy? Espero que super bien. Hoy os quiero hablar de dos conceptos que aparentemente están muy relacionados, pero a su vez, son completamente distintos y en algunos casos no tienen relación.

Socialmente hablando estos dos conceptos se asocian el uno al otro puesto que antiguamente, se veía la discapacidad como una enfermedad. Pero, hoy en día, estos dos conceptos pueden ser muy opuestos y no tienen que tener relación ninguna.

Primero os voy a contar lo que dice la OMS (Organización Mundial de la Salud) y despues mi experiencia y mi opinión sobre esto.

La OMS dice sobre el término de “enfermedad” que es una:  “Alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestada por síntomas y signos característicos, y cuya evolución es más o menos previsible”. 

Y sobre el término “discapacidad” dice que es:  “toda restricción o ausencia debida a una deficiencia, de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen considerado normal para el ser humano”. Puede ser temporal o permanente, reversible o irreversible.

Teniendo claros los dos conceptos que la OMS define, ¿Cómo podemos relacionar la una con la otra? ¿por qué suponemos que la discapacidad es igual a enfermedad o viceversa?

Pues no hay una explicación oficial de nadie, pero si que socialmente existe un pensamiento mutuo sobre estos dos términos. Y es que, se piensa que cuando una persona tiene discapacidad, es enfermo o tiene una enfermedad. Pero esto, surge nuevamente de la desinformación que hay sobre la Discapacidad.

Una discapacidad como hemos visto es una condición que afecta al ser humano, que conlleva a que la persona que tiene esa discapacidad obtenga diferentes problemas físicos, mentales, etc… El tema está en que muchas discapacidades producen enfermedades como por ejemplo: la paraplejia que pueden causar problemas orgánicos.

Así se puede confundir la discapacidad con la enfermedad, muchas veces se obtiene algún tipo de enfermedad por la discapacidad o viceversa como el VIH que también puede generar alguna discapacidad.

Como ultima parte puedo deciros que no siempre es así, no siempre se produce una discapacidad por una enfermedad, por lo que, creo que se tiene que eliminar ese estigma o prejuicio hacia las personas con discapacidad.

Las personas con discapacidad no somos personas enfermas independientemente de si hay una enfermedad adquirida por causas de la discapacidad, somos personas con una condición diferente a una persona sin ninguna discapacidad, por lo tanto como consejo no etiquetéis sin ningún conocimiento, porque una etiqueta puede descrimininar a un colectivo de personas.

Imagen de una chica en silla de ruedas manual vestida con unos pantalones fucsia y una camiseta azul celeste, peinada con una coleta mirando a una enfermera con un conjunto verde leyéndola un documento.

Espero que os haya gustado esta entrada, si estáis de acuerdo conmigo os pediría que la compartieseis para mayor visibilizacion y le diríais amor para saber que os gusta mi contenido.

Pasad una buena semana y nos vemos muy pronto. ¡Gracias!

El capacitismo ¿Qué es? ¿Qué significa?

¡Hola personas diversas! Estoy muy nerviosa, lo confieso. Pero estoy muy contenta ya que pretendo que este blog sea mas profesional, pero sin dejar mi esencia y mi cercanía hacia mis seguidores, espero de corazón que os guste.

He dicho que este blog quiero que sea mas profesional, pero porque antes a este tenia otro blog de otra plataforma que no me daba los servicios que tengo en este, por ello he decidido invertir en este espacio. Pero eso no significa que lo que escribía en el antiguo blog fuera de mala calidad, de hecho quisiera rescatar algunas entradas como la de hoy, que creo que son importantes leer y conocer, ¿Comenzamos?

¿Sabéis lo que es el: Capacitismo?

Muy sencillo, es el mundo en el que vivimos. El Capacitismo es una forma de discriminación contra las personas con discapacidad. Se conoce por los prejuicios y los estereotipos que llevan a despreciarnos (A las personas con discapacidad), plasmado así, en las leyes que actualmente tenemos y en estructuras materiales, es decir, arquitectónicas, urbanísticas, etc… Por eso digo, que es el mundo en el que vivimos.

Imagen en blanco y negro de persona en silla de ruedas manual delante de un bordillo, impidiéndola seguir su camino.

O sea, para resumir el capacitismo es tanto ideológico como institucional porque se expresa de igual manera de pensamientos pero también, mediante diseños y formas de organizaciones fijadas y legítimas.

Por consecuencia a que somos los últimos a los que se nos está teniendo en cuenta en esta sociedad/país/vida… se está poniendo en marcha y cada vez más la palabra “anticapacitista” que, lógicamente significa que la persona que se considera anticapacitista está en contra del capacitismo.

Reflexión:

Hace tiempo leí, que las palabras construyen un mundo y es verdad, dependiendo de las palabras que utilizamos nos hace estar en un mundo u otro en un tiempo de largo a corto plazo y quiero pensar, que el capacitismo, la vida capacitista se va a extinguir en algún momento, porque creo que lo que nos propone el sistema es que nosotros nos adaptemos a él en vez, de que el sistema se adapte a la evolución del ser humano. Las personas con discapacidad obviamente tenemos derechos, pero esos derechos se vienen interrumpidos cuando por ejemplo queremos acceder a una escuela pública y esa escuela pública no está adaptada o cuando queremos visitar la historia de nuestra ciudad u país y también se nos dice que no a ese derecho porque, supuestamente un edificio histórico no se puede adaptar, perdonadme pero mucho derecho y mucho trámite administrativo, pero lo verdaderamente importante es la mentalidad social que tenemos y el sistema. Para que cambie y se vea presionado el sistema necesitamos descubrir el mundo en el que vivimos y claro está, no ser egoístas y ver las necesidades ajenas porque en cualquier momento pueden ser las nuestras, por ello os pido, que poco a poco seamos más anticapacitistas y nos demos cuenta del mundo que nos rodea.