AYUDA A LA PERSONA CON DISCAPACIDAD CON COHERENCIA

¡Hola personitas diversas! ¿Cómo está yendo la semana? Os vengo a contar un poco bajo mi experiencia y lo que he podido ver en mí alrededor algunas cositas a tener en cuenta a la hora de querer ayudar a una persona con discapacidad en la calle (en cualquier ámbito).

Antes que nada quiero decir que hay muchísima gente buena que quiere ayudar altruistamente pero, sin darse cuenta de que lo que está haciendo realmente es molestar o no tanto eso sino, crear un momento incomodo e innecesario.

Mujer en silla de ruedas cogiendo el pomo de la puerta. Fondo de la pared y su mono es azul bebé

Una persona con discapacidad de primeras si va a la calle sola es porque gran parte de todo lo que tiene que hacer puede hacérselo sola o simplemente pide ayuda en según qué cosas, hay que normalizar esto desde ya, porque muchas veces los gestos y algunos comentarios indirectos hacen que nos hagáis pensar –al menos a mí- que no entendéis como podemos ir solos por la calle. Si una persona con discapacidad quiere abrir una puerta o quitar una silla de la mesa o cosas así y ves que no puede o que le cuesta mucho trabajo ¡NO SE LO HAGAS! Pregúntaselo, “¿Quieres que te ayude?”. Muchas veces sin decir nada nos abren las puertas o nos quitan la silla –por poner ejemplos básicos- sin decirnos nada y puede que lo que estemos haciendo sea intentarlo o hacerlo a nuestra manera y tened en cuenta que tenemos voz y boca para poder pedir ayuda si en el momento dado no podemos hacerlo y mira diciendo lo de la silla. Se me ha venido a la mente el día que fui al hospital a hacerme análisis y luego fuimos a desayunar a la cafetería que tiene el hospital, el camarero con toda su buena intención quiso quitar la silla y yo confiando en él al intentar colocarme casi me engancho con esa silla porque estaba mal quitada, me la quito a medias por decirlo así. Con esto os quiero decir que a veces la ayuda es más un incordio que una ayuda real. Lo mejor es preguntad si queremos tu ayuda y de ser afirmativa la respuesta preguntadnos como.

A las personas con movilidad reducida nos cuesta dependiendo de qué cosas más trabajo hacedlas o necesitamos más tiempo, si veis a una persona con discapacidad ponerse el abrigo y veis que tarda mucho o que hace “demasiados” esfuerzos vuelvo a decir que no se lo pongáis sin decirla nada, sino preguntad antes si queremos esa ayuda.

Una anécdota muy heavy de esto, es la de un día estando en un centro comercial, habíamos terminado de comer mis amigas y yo. Queríamos ir al parque de en frente del centro comercial pero hacia frio y nos teníamos que poner el abrigo. Nos pusimos a un lado para no molestar mucho, sin darnos cuenta de que había una señora dando flayers de esos. De todas formas, no la molestábamos. Sin decir absolutamente nada, pero ¡nada! Cogió el abrigo de mi amiga y se lo empezó a poner. Al principio pensé que era una amiga de su madre pero su reacción me hizo ver que era la señora que estaba en el rincón aquel… Inmediatamente nos fuimos de allí, pero la señora nada más meterla el brazo a mi amiga tuvo la santas narices de preguntadla si quería la ayuda –una vez que ya estaba casi puesto- Nos quedamos en shock porque en la vida nos había pasado algo tan alucinante como eso. No sé qué se le pasó a la señora. ¡Imaginaos que se la cae algo importante a mi amiga! ¿Por qué esta señora tiene que tocarla? Encima en medio de una pandemia… ¡inexplicable!

Otra de las cosas que la gente debe saber es que, las personas con discapacidad visual pueden ir solas por la calle también ya sea por su bastón o por su perro guía. ¿Cómo ayudarla si la veis desorientada o que se está a punto de dar con algo? Mirad para empezar, tengo contacto con Realidades Diversas la persona que da cara a esta cuenta se llama Arthemisa y os puede informar muchísimo más de esto que yo, pero lo que yo he aprendido y obviamente lo coherente es que, no gritéis a las personas no hace falta, con dar unos toquecitos en el hombro o en el brazo y ponerte de frente a ellos y explicarles quien eres y que estás viendo es suficiente, porque además os comunico que las personas con esta discapacidad buscan referencias de pareces, farolas o cosas así para orientarse y aunque parezca que lo que hacen es chocarse, lo que realmente hacen es orientarse y ubicarse. En el momento de un paso de peatones, ni se os ocurra cogerla sin más y llevarla al otro lado. Pensad un poco: ¿Qué os pasaría por la cabeza si alguien desconocido os coge de repente y os lleva a un sitio? Yo en su lugar, le meto un bastonazo porque no sé quién es, entended que es extraño cuanto menos. Lo ideal es lo mismo que os he dicho anteriormente, primero os identificáis y le decís a esa persona que ya se ha puesto en verde y si necesita ayuda.

chico joven con gafas de sol silbando guiado por su perro guía y con un bastón

Vamos a pensar en una persona con discapacidad auditiva, por mucho que habléis alto si tiene un problema auditivo total no os va a escuchar y si vocalizáis y exageráis los gestos demasiado la persona no puede leer vuestros labios y puede distorsionar el mensaje, por lo que os recomiendo que os pongáis de frente a esa persona y habléis de manera clara y vocalizando un poco más pero sin llegar a la exageración. Las personas con discapacidad auditiva la mayoría de ellas no hablan no porque sean mudas que bueno, algunas se pueden dar el caso pero la mayoría puede ser que al no escuchar ningún sonido del exterior no son capaces de emitir palabras o sonidos por eso, cuando hablamos de personas sordas también se dicen sordo-mudas porque al no oír no saben emitir sonidos por su voz o si lo hacen son ruidos.

Os pongo toda la información de Arthemisa y Realidades diversas es una cuenta muy enriquecedora y os puede ayudar muchísimo a entender más a las personas con discapacidad auditiva. Espero que os haya gustado y servido. Cualquier duda sobre algo no dudéis en poneros en contacto conmigo, soy totalmente accesible a cualquier comentario o pregunta.

Muestra el twitter de realidades diversas.

Que no os pueda el miedo o el “apuro” de preguntar a una persona con discapacidad porque no nos importa daros cualquier tipo de información o consejo, de verdad.

¡Sed buenos, accesibles, inclusivos y por supuesto diversos!

¡Hasta el próximo día!

la importancia de descansar

¡Hola mis personas diversas! ¿Cómo estáis? He echado de menos estar tan desconectada de todo, pero la semana lo requería y es que he tenido una semana muy dura e intensa de exámenes, que por cierto ¡son los primeros de la carrera! Estaba híper nerviosa y un poco acojonada, pero bueno creo que todo ha ido bien. Y como he estado tan al 200% de mis estudios he visto necesaria esta entrada, porque siempre nos vemos envueltos en el ajetreo y el continuo estrés de nuestro día a día. Fijaros, nada más levantarnos ya tenemos que estar activos porque si no, no podemos hacer todo lo que hay que hacer en ese día y es que si, nuestro día está lleno de cosas que hacer y nos olvidamos a veces, la mayoría del descanso, de nosotrxs mismos.

El descansar es sumamente importante para nuestro rendimiento y nuestro bienestar mental y físico. No solo hablo de dormir las 8 horas que nos hacen falta, que también eh, (que por cierto, pocos dormimos esas horas) sino, que también hablo de descansar durante el día y dedicar cierto tiempo a ti. Por poneros un ejemplo personal, esta semana no he dormido casi nada durante la semana me he tenido que levantar a las siete de la mañana para realizar los exámenes y además, estaba tan centrada y tan “obsesionada” vamos a decirlo así, en estudiar y en sacar todos los exámenes que estuve hasta el tercer día estudiando día, tarde y noche hasta las 11:00 o más. Y claro, que pasa con esto, que cuando estas todo el día con el ordenador estudiando o con alguna pantalla encendida tu cerebro por la noche dice: ¿A dormir ahora? Ni de coña. Al estar tanto tiempo con pantallas el cerebro tiene una función de activación brutal y por la noche no tienes narices a dormirte cuando te tienes que dormir. Por eso recomiendan que por la noche no enciendas el móvil o pantallas sin protección porque afectan al sueño.

Lo dicho, el dormir es muy importante, pero también el descansar en el día. Muchas veces también nos sentimos mal porque no somos tan productivos como lo que nosotros creemos que deberíamos de ser. Hay varias técnicas para ser productivos y además descansar entre medias de nuestra actividad. ¿Conocéis la técnica “pomodoro”?

El método Pomodoro es básicamente una herramienta de gestión y organización del tiempo que dedicamos a cada tarea o actividad. El éxito de esta técnica de estudio es que hace más llevadera la tarea que tenemos entre manos y además nos permite saber el tiempo real que nos lleva cada cosa, llegando a ser más conscientes de cómo empleamos nuestro tiempo. ¿Cómo podemos hacer el método o la técnica “Pomodoro”?

Lo primero es saber muy claro que actividad quieres hacer, no vale abarcar a varias, solo una. Despues de elegir la actividad necesitas que no haya ningún tipo de distracción, fuera móviles, fuera televisión, fuera todo solo estaréis esa actividad y tú. Una vez aislarte de todo lo que no tenga que ver con la actividad, hay que coger un temporizador y marcar 25 minutos, tras esos 25 minutos tienes que hacer un descanso de 5 minutos. A cada periodo de estos 25 minutos se les llama “pomodoro”. Tras 4 pomodoros de 25 minutos debes dar paso a un descanso prolongado, de 20 o 30 minutos. Esto es de gran importancia, ya que te ayudará a desconectar de la tarea que estabas haciendo y te permitirá despejar tu mente.

imagen editada por mi, haciendo un collage sobre el método pomodoro. Al lado derecho hay un reloj analógico con una hebilla de color rosa y al lado izquierdo con fondo difuminado de rosa y azul pastel he puesto las pautas que he puesto en el texto de manera resumida.

Es muy útil para todas las actividades, tanto para estudiar, como para trabajar o hacer cualquier tarea del hogar, esto ayuda a tu productividad y a dosificar el esfuerzo proporcionándote una mejor sensación al cabo del día.

Todo lo que yo voy recomendando en mis diferentes plataformas es porque lo he usado y sé 100% que es útil, sino, no lo voy a recomendar.

Hay muchas maneras de descansar y desconectar por completo de nuestra actividad, pero por si no se os ocurre ninguna os voy a dejar seis maneras para descansar nuestra mente y poder disfrutar de nuestro tiempo libre.

  1. Leer. No hay mejor forma de pasar tiempo y encima desconectar de nuestra realidad y es que leer mantiene en forma nuestro cerebro inconscientemente.
  2. Estar en contacto con la naturaleza. Dedica tiempo a tus plantas (si te gustan, a mí no) o date paseos por parques o algún lugar que tenga vegetación es bastante relajante y bonito. En Madrid hay muchos parques preciosos que deberían ser vistos.
  3. Estar a solas. Uno de los problemas que tenemos es que no sabemos ni nos gusta estar solos y dejadme que os diga que si aprendemos a estar solos, estaremos incentivando a nuestra autoestima a crecer y querernos más, estar solos implica conocernos más y a hacer introspección y es muy sano y esencial para nuestro bienestar psicológico.
  4. Escuchar música. La música puede ser el mejor aliado para nuestro estado de ánimo, puede hacernos bailar o relajarnos o llorar que de vez en cuando, no viene tampoco mal. La música nos saca todo aquello que llevamos dentro y que nos presiona a salir, es un buen momento.
  5. Andar, correr o hacer ejercicio. Mucho más importante que estar estéticamente correctos. No hay ningún cuerpo poco valido, sino una salud correcta y adecuada a nuestra edad, peso y estatura. Está demostrado que hacer ejercicio es bueno para nuestra salud más allá de la física. ¡A por cierto! Andar no implica ir de compras… que nos conocemos. Implica andar sin parar, sin tener que hacer nada más que eso.
  6. Bañarse. ¡Si! No os extrañéis. Eso todos lo hacemos y además todos los días, pero lo hacemos deprisa, corriendo y pensando en lo que tenemos que hacer despues. Tomaos un baño relajante, disfrutando de todo el proceso.

Espero que todo esto os haya servido y que probéis el método pomodoro, decidme que os parece y si os ha funcionado, también me podéis decir más técnicas o consejos para descansar o ser más productiva y no morir en el intento.

Gracias por seguir aquí y leerme en cada entrada. ¡Os quiero a la velocidad de mis ruedas! ¡Hasta pronto!