La realidad de las personas con discapacidad en el sistema educativo.

Hola personitas diversas ¿Cómo estáis? Yo estoy regulinchi ya que tengo la regla y estos días estoy que existo por existir la verdad.

Os quiero contar una cosa que nos pasa a las personas con discapacidad y que ahora mismo estoy en esta situación. Por desgracia, he suspendido la prueba de acceso a la universidad, no he dado la nota suficiente. Por tanto, he tenido que ir buscando un plan B por si acaso mi plan A no me funcionaba y ese plan B es un grado superior de Marketing y Publicidad.

Os lo voy a poner en formato video debajo, pero quiero ponéroslo también por escrito. Me he encontrado con el gran y frustrante obstáculo de que la mayoría de centros ¡PÚBLICOS! Repito, PUBLICOS de Madrid no están accesibles a pesar de tener la OBLIGACION de estarlos.

Resulta, que de 8 centros públicos que he preguntado por todo Madrid me han dicho 2 o 3 centros que si están accesibles frente a los demás que no.

Os voy a poner las fotos de los emails de los centros que me han contestado y además, en formato video os explico lo que me han dicho cada uno de ellos para que podamos «disfrutar» todos de esta increíble y frustrante situación.

ROMPER RELACIONES NO ES SER MALO

¡Personas diversas! ¡Madre mía cuanto tiempo sin escribiros por aquí!  Han pasado muchas cosas, que no me han dejado tener tiempo para escribiros, ¡lo siento!

Podéis seguirme en mis redes sociales que están por esta página, siempre subo cositas en ellas.

Pero me apetece y tengo ánimos de hablaros de una decisión que tomé hace unos meses atrás y que, aunque aparentemente iba a ser super irracional a ojos de los demás y muy egoísta por mi parte, para mi fue un acto liberador.

Primero parece que el romper relaciones solo tiene que ver con las parejas sentimentales, sin darnos cuenta de que todo son relaciones, ya sea de pareja, de amistad e incluso de familia o laboral.

Si que es verdad que esta última es más difícil de romper por aquello de que tienes que aguantar a una persona día a día sin quererlo porque trabaja en el mismo espacio que tú, pero hay otro tipo de relaciones que no rompemos porque creemos que no son necesarias romper o no se ve socialmente normal y que cuando la rompes tu te conviertes en el malo de la película.

En este post voy a hablar de las relaciones de amistad, pero podría valer para cualquiera ya os digo. Debemos y creo que tendríamos que eliminar este romanticismo absurdo de las relaciones, del sentimiento “para siempre”, de esperar que esa relación sea eterna. No se quien ha sido el culpable de que esta creencia exista, no se si es culpa de las películas Disney, de las películas convencionales estas pastelosas o de los cuentos, el caso es que este tipo de relaciones eternas no son reales.

Toda relación tiene fecha y hora de caducidad, absolutamente toda. Es verdad que puede llegar mas o menos pronto, dependiendo de la afinidad, del trato, del parentesco, de infinitas cosas, pero toda relación acaba. Y gente, no hay que sentirnos culpables por terminar una relación toxica, por favor esto ¡nunca!

Muchas veces tenemos a personas que han sido amigos o amigas durante mucho tiempo y que ahora no te aportan nada, sino mas bien te restan, pero claro tienes el peso de los años, los amigos en común, el cariño que te queda en el fondo y múltiples cosas que te impiden terminar esa relación dañina. No aceptamos romper o acabar con una relación de hace años, porque es verdad es duro, pero si nos hace daño debemos pasar pagina y cerrar el capitulo para que no acabemos odiando a esa persona sino, que la guardemos en nuestro recuerdo de forma positiva y agradable.

Esto no suele ocurrir sobre todo porque la persona que ya no nos complementa no acepta y nos hace parecer ogros y esto repito, ocurre por la falsa creencia de que la amistad es “para siempre”, del romanticismo que tenemos hacia este tipo de relaciones.

Os voy a contar algo personal: Yo he roto una amistad de 12 o mas años, no me ha resultado nada fácil y me ha costado bastante tiempo hacerlo por los motivos anteriores. Teníamos un grupo, este grupo fue poco a poco decayendo, todo era negativo, desolador, catastrófico para esa persona y durante mucho tiempo me ha trasmitido esa negatividad hasta quemarme, sentirme ahogada, acorralada y dependiente. Y la frase de: “todo se soluciona hablando” a veces no funciona, cuando me cansé y me harté se lo conté a varias personas de mi entorno pidiendo consejos, todas me apoyaron, pero siempre me quedaba con el peso de “los años”, “que voy a hacer sin esta persona”, “¿Y ahora qué?” Y cuando empecé a valorar mas mi estado psicológico, físico y mi forma de pensar, empecé a tomar acción y aunque me dio vértigo cortar con una relación de tantos años, pude comprobar que no pasa nada mas que una gran liberación y estabilidad mental increíble. Pasó que pasé de cerrarme con todo el mundo a ser mas libre y relacionarme con otro tipo de gente que antes por ejemplo no me hubiera relacionado, pasó que me di la oportunidad de conocer a otras personas y otras experiencias pasé de empezar a ser negativa y apagada, a ser mas alegre, mas yo.

Me estoy reconstruyendo, abriendo paso a lo que venga sin prejuicios y disfrutando del camino, esto es lo mas importante.

A lo que voy y ya termino ¡os lo prometo! Es que, toda relación tiene un principio y un final y si veis que una relación por muy larga y afectiva que haya sido esta pasando a ser toxica, hay que ponerla fin. No va a llover a gusto de todos, no le va a gustar a esa persona, no lo va a entender o sí, lo importante es que os pongáis como prioridad vuestro estado sentimental y psicológico, no es nada malo. Esto quiere decir que sabes tus limites, tus prioridades y sabes tus valores y respetarlos, te hace mas valioso o valiosa.

Romper relaciones toxicas o dañinas, no nos hace seres crueles, sino respetables y valiosos, hacedlo eso si con respeto y lo mejor que podáis intentando que la otra persona no le duela tanto la partida, pero si no lo conseguimos no es nuestra culpa, sino el de la otra persona que no sabe que hay límites, momentos y épocas para todo.

foto con un recuadro en el que pone de fondo: Romper relaciones toxicas o dañinas, no nos hace seres crueles, sino respetables y valiosos. En sus esquinas dos stickers de una bandera roja y unas manos entrelazadas con los dedos meñiques.

Gracias por permanecer aquí, por leerme y seguirme. ¡Hasta pronto familia diversa!

Situación Capacitista y discriminatoria| Experiencias.

¡Hola mis personitas diversas! Comenzamos la temporada comentando una situación capacitista y súper discriminatoria que pasó el pasado sábado 11 de septiembre del 2021.

Estaba con una amiga pasando el día, fuimos al museo del ferrocarril, que por cierto, está muy adaptado e interesante y algunos días hay mercadillos donde venden cosas artesanales, ropa, libros un popurrí de cosas muy bonitas.

El caso es que después de eso, fuimos a comer al centro de Madrid, más concretamente a la zona de Callao. Decidimos ir al ginos y fuimos a uno que está en la calle Gran Vía, 43, 28013 Madrid un local doble, porque por una parte está el Vips con su terraza en frente y por otra el ginos en cuestión. Aquí es donde ocurre la tragedia capacitista.

Para empezar, había un mini escalón, salvable ¿Cuál era el problema? Que había una bicicleta de un repartidor justo tapando la parte mas pequeña del escalón. Yo intente un par de veces pasar pero ni modo, la bicicleta me tapaba, casi la doy cosa que no me importó en absoluto porque no debería de estar ahí y justo en ese momento sale el repartidor diciéndome «cuidado, cuidado» y yo bueno, si… Finalmente nos pusimos a la cola, dicho sea de paso que nos tocó esperar super poco porque había menos cola que en el vips, nada mas verme la señora que decía si pasábamos o no, me miro con una cara de desprecio y de desaprobación como diciendo “¿Y esta que hace aquí?” Mirando hacia mi silla. Mi amiga y yo flipamos un poco pero quisimos dejarlo pasar, al final queríamos comer y seguir pasando un buen rato. A los 5 o 10 minutos de haberse ido la señora, nos dice que no hay mesas libres, que habían todos empezado a comer cuando eso era mentira, estaban saliendo gente del restaurante, o sea que había mesas libres y que mi silla no cabía en el local o mesas.

Nos quedamos paradas unos segundos, mi amiga la pregunto que si íbamos a tardar mucho en esperar y nos dijo que no sabía.  Os juro que me quedé en shock, no supe cómo reaccionar en mi cabeza sabía que estaba mal lo que estaba pasando y que tenía que hacer algo, pero mi cuerpo no podía hacer movimiento alguno y mis palabras no me salían. Una situación asi no me había pasado nunca, quizá por ese motivo sea por lo que no pude reaccionar. Al salir y sentarnos en la terraza del vips que hay si que pudimos comer bien y todo normal. Dijimos de poner una reclamación, pero mi amiga no quiso y yo no sé muy bien cuál es el procedimiento.  Según ella, al pedir una hoja de reclamaciones en la misma hoja te pide un lugar en donde tener que ir con la hoja rellenada para verificarla pero no solo eso, sino que tienes que pagar (no sé cuánto) para que finalmente quede constancia y sea válida. Mi amiga no quiso que yo hiciese todo eso por esa estúpida, pero es verdad que pensándolo en frio tendría que haberlo hecho, porque me ha pasado a mí y la puede pasar a otra persona igual. Estas situaciones se tienen que denunciar y reclamar.

Aun asi lo puse por redes sociales, Instagram, twitter, TikTok… y Ginos me comento en varias redes sociales pidiéndome disculpas y dándome una página para reclamar la situación y según ellos me llamarían de atención al cliente. Aun no me han llamado, ni escrito…

Lo que sí sé seguro es que la próxima vez pediré mi hoja de reclamaciones y si hace falta llamaré a la policía, porque esta señora quedara impune y sin ningún tipo de sanción seguramente, pero yo me quedo con esa mala experiencia. Y no puede seguir pasando.

Denunciar, reclamar vuestros derechos, solo así sabrán que existimos.