¿SEPARAmos ROLES sociales?

¡Hola mis personitas diversas! ¿Cómo estáis? En mi último post de instagram hablé sobre uno de los prejuicios o errores que tienen algunas personas al pensar que el ser pareja de una persona con discapacidad es sinónimo de cuidarle y básicamente ser su asistente o asistenta personal. Es un error muy común porque de esto sí que no se habla nada ni se ve tampoco entonces al no tener ningún tipo de referencias pues el prejuicio es aún mayor.

Las personas con discapacidad y que además somos dependientes o sea, que necesitamos de una tercera persona como en mi caso, que la necesito en momentos puntuales nos cuesta un potosí encontrar pareja y si nos ponemos a indagar más solemos ser las mujeres las que sufrimos más este tipo de prejuicio, aunque bueno, hay de todo al final. Nos cuesta tanto por la falsa creencia que se tiene que “el ser una pareja de otra persona con dependencia al final voy a tener que cuidarla más y ser su asistente”, ¡No! Es un error muy grande el pensar así.

Una persona con movilidad reducida tiene derecho a una asistencia personal, pero eso no significa que cuando tenga pareja esa asistencia sea eliminada y sea la misma pareja la que le de este servicio. Hay que ir separando roles sociales, la asistente o el asistente personal va a estar ayudando a aquella persona con movilidad reducida y la pareja va a hacer la función de pareja. Otra cosa es que ambos como pareja haya comunicación, que la debe de haber y se establezca una serie de ayudas por parte de la pareja, en el caso de que vivan juntos, pero esto se tiene que ver como “vale, te ayudo a acostarte y tú me ayudas a hacer la cama” o a lo que pueda esa persona y de manera positiva. Porque las parejas, amigos y amigas tienen que dar y recibir de ambas partes, ser una relacion sana y equilibrada. Al final, se trata de conocer a las personas y si tú conoces a una persona con discapacidad, te atrae y te gusta en cuanto a personalidad y luego te das cuenta de que es dependiente en ciertas cosas, no limites tu propia felicidad, habla con esa persona, poco a poco si una relacion llega a mas, veréis la manera de solucionar “los problemas” que en su momento parecían imposibles y complicados.

Dos personas andando por la calle, una de ellas va en silla eléctrica y la otra no.

Este prejuicio se da porque como he dicho anteriormente no hay representación televisiva ni medios sociales y cuando la hay la ponen de tal manera de que la pareja sin discapacidad es el “héroe”, el “ángel divino”, el “alma caritativa” por querer y “cuidar” a una persona con discapacidad y a la persona con discapacidad se la dice que tiene que estar súper contenta o contento por tener a la otra persona ahí a su lado, como diciendo: “No te quejes, que para alguien que no le importa tu discapacidad y te quiere así…” Es como ¿Por qué? ¿Qué necesidad hay de presentar a una pareja de lo más normal de tal manera?

Un chico en silla de ruedas agarrado sexualmente a una chica sin discapacidad haciéndose una foto

Todos tenemos derecho a amar y ser amados el problema es la barrera social que como siempre acribilla cuales avispas asesinas el concepto del amor. Socialmente, la pareja sin discapacidad que se junta con otra con discapacidad es obligada para que cumpla como asistente, para cuidar a la otra persona, además fijaros hasta qué punto y nivel lleva esto y es que también se le considera a esa persona sin discapacidad poco activo sexualmente, porque claro “como va a hacer el amor con una persona con discapacidad” Eliminemos todos estos conceptos de una vez, hacen daño, discriminan y hacen que el concepto del amor sea superficial y sin sentido.

Recordad: Las personas dependientes tendrán su asistencia personal adecuada y cuando tengan pareja estos dos roles sociales se separan y la asistencia personal será para el asistente, salvo que se pacte entre la pareja algunas condiciones y el rol de la pareja será de pareja. No es obligatorio ni está mal, ni es mala persona que la pareja sin discapacidad no ayude todo el rato a la otra parte que si tiene discapacidad. Siempre hay que tener una buena comunicación y dejarse llevar por los acontecimientos, primero vamos a ver qué tal nos va como noviazgo, despues si queremos a ver qué tal el vivir juntos y así sucesivamente… Eliminemos conceptos y prejuicios que lo único que hacen es que sea todo más complicado y limitan la felicidad de todas las personas cuando está no debería.

SEPARA ROLES, CONOCE A LAS PERSONAS Y NO TE ANTICIPES.

Si te a gustado esta entrada no olvides suscribirte y enterarte de primera mano de mis entradas y si quieres de seguirme en mis redes sociales. Cuantas mas personas diversas, mas pronto seremos capaces de combatir con las barreras que nos impiden que este mundo sea diverso e inclusivo.

¡Gracias por leerme! ¡Hasta el próximo día!

Escrito por

¡Hola! Mi nombre es Irene, aunque mis amigos y los mas cercanos me llaman Ire, porque me gusta mas, es mas cariñoso. Estudio psicología y me encanta escribir de ahí el blog. También me encanta leer. Soy de Guadalajara aunque desde los 4 añitos vivo en Madrid, con lo que, me considero Madrileña. Me encanta Madrid, aquí tengo todo, pero me encantaría viajar por todo el mundo, sobre todo, ir a París es mi ciudad soñada. Si quieres saber algo mas de mi... Aquí tienes este pequeño espacio para conocernos mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s